l Foro Iberoamericano de Derecho Administrativo (FIDA) fue concebido en 2002 como eje regional de los juristas iberoamericanos especializados en la disciplina, "con el fin de intercambiar conocimientos y experiencias atinentes a la materia y, de ese modo, contribuir al mejoramiento del régimen jurídico de sus países y al logro de una actuación estatal acorde con las exigencias derivadas de un Estado comprometido con la Justicia y sometido al Derecho".

Desde su fundación, el FIDA, se reúne periódicamente para analizar los aspectos actuales de las instituciones del Derecho Administrativo y cuanta ya con una completa colección de libros de Actas que recogen la importante producción académica de sus miembros y de los invitados especiales a dichos eventos.

La próxima reunión del Foro Iberoamericano de Derecho Administrativo tendrá lugar en Bogotá en la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, en momentos en que, según se ha anunciado, se habrá comenzado a implementar el acuerdo para poner fin a más de cincuenta años de guerra fratricida y en que será necesario, entre muchos otros retos y tareas, imaginar instituciones administrativas para afianzar la convivencia.

Los miembros de FIDA y una serie de invitados nacionales e internacionales de primer orden, están convocados inmediatamente después de la reunión de profesores, al Congreso Internacional que se realizara en el benemérito Claustro del Rosario, cuna de la República y escenario privilegiado de la historia de Colombia, para abordar precisamente la problemática que desde el derecho administrativo resulta relevante para lograr este trascendental propósito. La competencia teórica, la visión comparada y la experticia excepcional de los miembros del Foro y de los demás invitados, ofrecerán a los asistentes y al país invaluables elementos conceptuales con el fin de hacer frente a los desafíos que para cualquier administración pública y para la sociedad a la que ella sirve comporta la inclusión de todos sus sectores y la asunción por todos ellos de sus derechos y deberes en función del fin supremo de la paz.